Laly lala

Los que me conocéis ya sabéis lo que me cuesta hacer ganchillo. Me gustan las cosas bien hechas, y con el ganchillo siempre dudo de los resultados. Cuando veo una tela, veo un montón de cosas bonitas que hacer con ellas. En cambio, para comprar lana o algodón necesito tener un proyecto en mente.

Cómo ya no tenía proyectos pasados empecé a pensar en los proyectos que tenía sin empezar. La lista no es muy larga, tenía sobre unos 10 proyectos, vs los 50 que tenia a medias, pues tampoco era mucho. Espero este año ponerme al día y empezar 2018 teniendo que buscar proyectos nuevos.

De Lalylala tenía 4 muñecos pendientes. De momento he terminado dos, tengo uno casi acabado y un último que no he empezado aún. Ahora tengo la necesidad de terminarlos todos. Para poder comprarme el nuevo libro.

El primer muñeco fue el dragón Dirk. Lo empecé a principios de año, lo quería tener terminado para Sant Jordi, y así fué. Empecé por las piernas, y me quedaron diferentes. Al segundo intento quedaron perfectas, y así fue todo hasta que me topé con las alas. Entre que tenía el patrón en inglés, y que eso de girar la manualidad, y las variaciones en pasar la hebra hicieron que las tuviera que hacer varias veces hasta conseguir el resultado deseado.

Estoy muy satisfecha con el resultado.

El segundo patrón que hice fue la sirena Mici. Lo empecé mientras tenía el atasco de las alas, y así del tirón tenía todo el cuerpo y la cabeza. Me gustó mucho tejerlo, sobretodo porqué al ser solo de una pieza me encantó como quedaba la cabeza. Me pareció mucho más pulido empezarla por abajo. Después con el pelo aprendí ha hacer el anillo mágico. Lo sabía hacer, pero después de 38 círculos mágicos me he vuelto una experta. Por último los complementos y lista para nadar en el mar.

La pulpita Oleg me hizo sudar. Primero de todo escogí mal el algodón, el grosor era demasiado grande y el color demasiado llamativo. En los amigurumis de este tamaño es importante elegir colores neutros. Los tentáculos fueron fáciles y los junté por la parte de abajo bien, por los lados más o menos, pero la parte de arriba formó parte de mis peores pesadillas. Al final conseguí tener los mismos puntos que el patrón y seguir adelante. Oleg ha salido un poco más grande de lo que esperaba, le faltan un par de detalles, pero pronto estará ya acompañando a sus otros amigos.

09AB77CB-03C7-4B76-8D69-4A2B0E64F3B3

Y ahora solo me falta Vlad, el lunes sin falta voy a comprar el material y me pongo manos a la obra. ¡Ya tengo pensados los muñecos para 2018!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s